Bullying, el protagonista del Girls With Games 2018 » Hablamos de Gamers Saltar al contenido
Hablamos de Gamers

Bullying, el protagonista del Girls With Games 2018

17/08/2018
niñas bullying videojuego

Un juego sobre el bullying fue el ganador del Demo Day en de Girls With Games de este año.

Girls Make Games es un campamento de verano de tres semanas para niñas de entre 8 y 17 años. Este año, 33 equipos aprendieron a diseñar y programar videojuegos. Los cinco mejores equipos tuvieron la oportunidad de presentar sus proyectos a un panel de jueces de la industria durante el Demo Day.

Team Sarcastic Shark Clouds de Seattle, Washington, ganó con su juego Shredded Secrets, un narrativo en 2D que examina el acoso tanto desde la perspectiva de la víctima como desde la del acosador.

“Ellos [Sarcastic Shark Clouds] me dijeron; Nunca pensamos que ganaríamos y Nunca pensamos que nuestro juego fuera lo suficientemente bueno; dijo la fundadora de Girls Make Games , Laila Shabir, en el blog de PlayStation . “No solo fue lo suficientemente bueno como para impresionar a los expertos de la industria, sino que incluso vamos a hacer el juego completo durante el próximo año y publicarlo en Steam”.

Los otros finalistas del Demo Day 2018 incluyeron un misterio de asesinato llamado “Detective Blobfish”. Un juego de terror sobre la búsqueda de su hijo por parte de una madre llamado “Luka”. Un juego educativo oceánico llamado “Kaiyo”; y el título del rompecabezas de fantasía “The Return”.

Shabir dijo que espera que Girls Make Games pueda darle a las niñas de todo el mundo un sentido de validación y acceso a la educación en el sector de los videojuegos, cosas de las que dijo que carecía en su país de origen.

“Crecí en un lugar que nunca podría llamar hogar”, dijo. “Durante 18 años, mi familia vivía con una visa vinculada al trabajo de mi padre en los Emiratos Árabes Unidos. Y la gente tenía un término para personas como nosotros, kharji, que literalmente se traduce como ‘extraño’. Allí, en un país árabe, me sentía libre dentro de mi casa y con grilletes en el exterior. Vivía en un lugar donde las expectativas sobre mí siempre querían limitarme en lo que era, lo que podía decir y lo que podía hacer.

“Entonces, un día, mi familia consiguió internet, y de repente tuve un portal al mundo exterior. Aprendí que era posible cumplir mis sueños: ir a la universidad, comenzar mi propio negocio, capacitar a otras mujeres para hacer lo mismo”.


Entradas relacionadas: