Videojuegos y mala alimentación: Los principales problemas a combatir

El progreso de la industria del gaming y un contexto social que invita a la vida virtual, hacen que cada vez más niños, jóvenes y adultos se sumen a la práctica de los videojuegos, situación que propone un panorama preocupante para algunas de las principales instituciones sanitarias del globo.

Resulta evidente que una parte importante de la población no tiene como prioridad la calidad de sus rutinas alimentarias, lo que trae una serie de consecuencias negativas a su salud.

¿Qué tienen que ver los videojuegos con esta problemática? Según un estudio realizado en la Universidad de New Hampshire, los jugadores habituales tienden a comer más grasas saturadas y sodio que aquellas personas que no frecuentan este tipo de entretenimiento.

También te puede interesar:
PES 2020 no tiene "planes para integrar a las mujeres", dice Konami

La investigación se llevó a cabo entre más de 1000 estudiantes universitarios varones, cuyas edades comprendían entre los 18 y los 24 años. Un agravante que llamó la atención fue el bajo consumo de frutas y verduras, así como la escasa actividad física de los jugadores.

¿Cómo se soluciona este problema?

Los hábitos alimentarios que jugadores de todas las edades desarrollan a partir de largos períodos de tiempo frente a consolas y ordenadores genera preocupación en nutricionistas y profesionales de la salud.

Como señala Cristina Pérez, nutricionista en Donostia, las causas del sobrepeso infantil y adolescente son siempre las mismas: “El sedentarismo y los alimentos ricos en azúcar son los principales culpables de esta situación”.

También te puede interesar:
Game of Thrones: El Rey de la Noche podría no estar realmente muerto

Según la profesional, la solución se encuentra en transformar los hábitos e incluirlos de forma armónica en las rutinas diarias de cada individuo, sin que el único objetivo sea bajar de peso.

“Si la meta es bajar de peso, la mala alimentación volverá una vez se haya alcanzado el objetivo. Si la meta, en cambio, es transformar la forma de alimentarse, la persona mejorará su calidad de vida de forma permanente”.

En niños y jóvenes lo más importante es la supervisión de los padres, quienes deben enfocar sus esfuerzos en crear rutinas saludables para sus hijos e hijas.

Por su parte, la población adulta debe comenzar a generar conciencia acerca de lo importante que resulta la alimentación y evitar convertir en costumbre el consumo de alimentos que evitan invertir mucho tiempo en su planificación y/o preparación.

También te puede interesar:
Ruta Gamer 2020

Algunas iniciativas tienen como principal objetivo atenuar este problema, como videojuegos educativos que apuntan a mejorar los hábitos de alimentación de jugadores en fases de crecimiento.

Una tarea ardua y que posiblemente tomará años solucionar, pero que requiere de una responsabilización colectiva para lograr una mejora sustancial en la calidad de vida de todos y todas.

Change privacy settings
Hablamos de Gamers