5 consejos para mejorar tu Internet en gaming

Todos soñamos con una conexión a Internet rápida, confiable y estable. Con el gran uso que le damos a la red y lo mucho que dependemos de ella, necesitamos siempre de la mejor velocidad. No hay nada más molesto que una conexión débil cuando estás intentando derrotar a tus enemigos en una partida de online gaming.

Sin importar las características de nuestro ordenador o consola, si la conexión a Internet es mala entonces la experiencia de juego también lo será. Es por ello que queremos darte 5 consejos para que puedas mejorar tu conectividad y que ya no sea un problema durante tus partidas.

1. Compra un nuevo router

Lamentamos decirte que el router que te da tu proveedora de Internet no es el mejor. Una manera de mejorar ampliamente la calidad de tu conexión Wi-Fi es cambiando tu router por uno más potente. Actualmente hay muchos routers exclusivos para gaming que están pensados para ofrecer una conexión mucho más estable y muy veloz. 

2. Verifica la localización del router

Pero no importa si tienes el router más nuevo si este está en un lugar equivocado. La localización de los routers es igual de importante que sus características, ya que esto permite que se distribuya mejor la conexión Wi-Fi.

Lo mejor es colocar el router en un lugar elevado, ya que el suelo actúa de aislante y empeora la calidad del Wi-Fi. Por otro lado, evita que tu router esté cerca de demasiados electrónicos que emiten ondas magnéticas como los microondas, los teléfonos inalámbricos y otros dispositivos, ya que interfieren con la señal.

Si tu consola u ordenador están muy lejos del router, o con muchas paredes y columnas de por medio, seguramente tu conexión sea débil. Puedes cambiar la localización del router o del equipo, o instalar un repetidor de señal Wi-Fi para mejorar su alcance.

3. Elimina las limitaciones del ISP

Las limitaciones de ancho de banda del ISP (Internet Service Provider) es un problema que muchos gamers experimentan. Se trata de restricciones a la velocidad de tu conexión a Internet que impone tu compañía proveedora. Aunque estas afirman que lo hacen para evitar congestiones en la red, la realidad es que es una herramienta utilizada para beneficiar ciertos servicios y no brindarte la velocidad completa por la que estás pagando.

Sin duda, estas limitaciones también afectan a los juegos online y pueden provocar lags por la falta de velocidad. Es por ello que cada vez más gamers se conectan a un servidor VPN a la hora de jugar, que oculta tu IP a tu proveedor de Internet y entonces evita las restricciones de velocidad. Una forma ideal de aprovechar la máxima velocidad de Internet que no te están brindando.

4. Prioriza los juegos online

¿Quieres que toda la velocidad de Internet sea para ti? Con los routers modernos puedes elegir qué tareas tienen prioridad y mejorar su velocidad. Dentro de los routers, debes buscar la opción “Calidad de Servicio” (Quality of Service o QoS) en donde podrás ordenar en una lista los dispositivos o tareas que tienen prioridad. Aquí puedes bloquear el ancho de banda en una cifra o quitarle participación a otros usos dentro de la misma red Wi-Fi.

5. Cambia de canal Wi-Fi

En los distintos canales Wi-Fi de la zona no sólo estás tú y tus dispositivos, sino que también lo compartes con tus vecinos. Dentro de cada señal  2.4 o 5 GHz existen alrededor de 1 canales de transmisión, pero en la mayoría de los casos se utilizan unos pocos y esto genera congestiones y una conexión mucho más lenta.

Pero esto tiene solución: puedes cambiarte de canal a otros menos utilizados. ¿Y cómo saber cuáles están menos congestionados? Para ello puedes utilizar aplicaciones móviles como WiFi Analyzer o Network Analyzer que te permiten  ver la actividad de la zona.

Una conexión veloz puede hacer la diferencia en cualquier partida. Esperamos que estos consejos sean útiles para que puedas mejorar tu Wi-Fi y así vivir una experiencia de juego mucho más placentera.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!