Game Builder: Construyendo un legado

El sueño de toda persona, lo digan o no, siempre será el dejar algo por lo que nos recuerden  por varias generaciones. Una acción o una gran invención que nos hagan perdurar en el tiempo más allá del día en el que tengamos que partir de este plano. A pesar de que nadie más nos vuelva a conocer, sabrán de nosotros por lo que hemos hecho.

Entonces, el legado resulta ser aquello por lo que nos levantamos en las mañanas. Algunos lo buscan en el arte, otros en el deporte o la ciencia. Solo importa la habilidad y la pasión por lo que se hace para encontrar el camino hacia ello. En nuestro caso particular, nuestro móvil resulta un tanto más dinámica.

En este orden de ideas, debemos admitir a los videojuegos como nuestra mayor pasión y, al mismo tiempo, nuestra ventana a experimentar otros mundos y compartir con sus habitantes. Son en esos mundos inspirados en sueños y magia, mitología eh historias épicas que nos regalan tiempo de calidad “viviendo” sus relatos solos o en compañías de amigos.

El videojuego, nuestro legado

Además de lo mencionado previamente, se debe recordar que los videojuegos son una plataforma que le llega a niños de muy temprana edad, guardando las limitantes en cuanto a su contenido y jugabilidad. Entonces puedo concluir, ¿Qué mejor forma de formar mi legado mediante un videojuego? Para ello, hace años requería de un conocimiento en informática y programación muy amplio y que, básicamente no tenía en ese entonces.

Imagino que es la situación de muchas personas que desean crear su propio videojuego. A su imagen y semejanza y sentir, por un tiempo, el poder de la creación de Dios (respetando la religión de cada uno). Pero los restringe su habilidad para la programación y la informática.

Game Builder

Todo lo complicado de hacer un videojuego se nulifica gracias a una nueva herramienta que nos trae Google. Nos referimos a Game Builder, un software para Mac o PC y que, además de la grandiosa idea de que nos permite desarrollar nuestros propios juegos, está disponible en Steam de forma gratuita.

La primera gran característica que nos trae esta herramienta de Google, es la de una serie de plantillas con preguntas cuyas respuestas representan ciertas operaciones mecánicas básicas para el desarrollo del producto. En otras palabras, con ellas se puede, de cierta forma, escribir el código del juego así como las acciones físicas y mecánicas de los personajes y escenarios que se estén trabajando.

Por lo tanto, ya no es una limitante el conocer sobre programación para poder idear nuestro propio videojuego. No obstante, gracias a la aplicación API con la que cuenta esta plataforma, los programadores podrán trabajar directamente en el código de juego. Por ende, es una herramienta ideada para todas las personas con o sin conocimiento en programación.

¿Qué más nos ofrece?

Por otra parte, se debe mencionar que la forma para elaborar el título o cada uno de nuestros proyectos en esta plataforma es jugando nuestros propios videojuegos. De esta forma, Google Game Builder representa una herramienta dinámica en la construcción y confección de nuestros videojuegos.

En este punto es importante recordar que los videojuegos son plataformas sociales. En este sentido, esta herramienta que presenta Google nos brinda la oportunidad de elaborar un videojuego en soledad o en compañía de nuestros amigos. Sin embargo, si tomamos el primer camino, se puede configurar las restricciones de edición para que nuestros amigos puedan trabajar sobre nuestro proyecto y así, a pesar de la distancia, poder jugar juntos creando un videojuego.

Por lo tanto, ya se tiene la oportunidad de poder crear todo un universo de videojuegos nuevos con los que, sin importar nuestras habilidades en la programación, la única limitante ahora será nuestra propia imaginación y ambición por materializar un proyecto por el que nos recuerden durante muchos años. Nuestra única limitante ahora es el deseo por dejar nuestro legado en un universo donde lo virtual y lo real, conviven en perfecta armonía.


También te interesará leer: