Sekiro: Encontrar y Vencer al Toro Llameante sin sufrir

Sekiro está llamando la atención del mundo gaming con su alta dificultad y lo desafiante que resulta acabar con algunos de los jefes del videojuego. En esta ocasión queremos enseñarte dónde encontrar y cómo vencer al Toro Llameante, uno de los tantos villanos a los que tendrás que hacer frente durante tu aventura.

No olvides revisar algunas de nuestras otras guías, como los consejos para derrotar a la Dama Mariposa o Cómo eliminar Esencia Rot y curar el Dragonrot.

Encontrar al Toro Llameante

Para encontrarte con este mini jefe deberás avanzar en el juego hasta la zona de Ashina, más específicamente por los alrededores de la puerta del castillo que se encuentra en ese lugar. Cuando vayas llegando a este lugar podrás ver cómo dos enemigos humanos son atacados y derrotados sin ningún problema por el Toro Llameante.

Una vez ocurra esto, el enemigo se dirigirá hacia ti y será tu turno de unirte a la lucha. Es importante destacar que deberás tener en todo momento tu atención a sus movimientos y apelar a tu capacidad de reacción para esquivar sus diferentes ataques.

Nuestra recomendación antes de enfrentarte a este enemigo al Toro Llameante es comprar unos Fuegos Artificiales, puesto que te serán de gran ayuda. Estos los vende un NPC en la zona donde peleaste contra Gyoubu Oniwa.

Derrotar al Toro Llameante

Para vencer al Toro Llameante deberás armarte de paciencia y fijarte bien en sus patrones de ataque. Cuando se prenda fuego a sí mismo, será un aviso de que embestirá, por lo que deberás esquivar rápidamente los golpes. Lo más peligroso son los giros rápidos que realizará después, por lo que no bajes la guardia en ningún momento.

Lo de los Fuegos Artificiales te lo comentamos porque con esta herramienta es posible aturdir al enemigo y dejarlo vulnerable a nuestros ataques. Eso sí, deberás dejar pasar un tiempo entre cada fuego artificial que lances, de lo contrario no tendrá efecto en el Toro Llameante.

La técnica es básicamente esa: Esquivar sus ataques y dar golpes sin arriesgar de más, utilizar los Fuegos Artificiales para interrumpir sus combinaciones y jugar siempre a la defensiva.

Lee más sobre Sekiro: Shadows Die Twice 


Si te ha gustado este artículo ¡De seguro que estos también te gustan!

[orbital_cluster categories=”42,38″ order=”DESC” orderby=”date” postperpage=”18″]