Sekiro en Modo Difícil: Cómo subir la dificultad del videojuego

El lanzamiento del videojuego Sekiro: Shadow Die Twice no ha dejado indiferente a la comunidad gamer. De hecho son varias las críticas positivas que ha recibido la entrega, lo que anima cada vez a más personas a hacerse con una copia y disfrutar de la dificultad que esta propone a los jugadores.

Lo mejor de todo es que es un desafío ideal para quienes gustan de poner al límite su paciencia, reflejos y velocidad. Las diferentes batallas que conforman la aventura son un auténtico calvario para algunos jugadores, como por ejemplo la difícil misión de derrotar a la Dama Mariposa.

Su estilo de juego tiene mucha similitud a la dinámica que podemos disfrutar en Dark Souls, por lo que si no lo has jugado quizás puedas hacerte una idea de lo que te espera. Pero la cosa no se queda ahí. Sekiro ofrece a los jugadores más temerarios la posibilidad de aumentar un poco más la dificultad y poner el videojuego en Modo Difícil.

Para lograr esto debes avanzar en las afueras de Ashina y derrotar al mini jefe Ogro Encadenado. Una vez hecho esto deberás buscar un hueco en el edificio y llegar a la parte superior de unas escaleras, donde te encontrarás con un patio patrullado por un general y su pequeño ejército. Finalmente deberás doblar a la derecha y utilizar el gancho para llegar hasta un santuario.

Sigue tu camino más allá del santuario hasta encontrar una cueva. Para atravesar esta cueva te recomendamos evitar al enemigo que hay en su interior, puesto que no podrás derrotarlo a través de ningún método y te hará imposible avanzar si te identifica. Al final del túnel aparecerás en el Templo de Senpou, donde una campana enorme se muestra frente a nosotros.

Podrás ver una advertencia para no tocar la denominada Campana de los Demonios, pero deberás ignorarla y tocarla de todos modos. Esto hará que los monstruos y enemigos del juego aumenten el daño realizado y sus resistencias, aunque también te permitirá disfrutar de mejores recompensas al acabar con ellos.

En caso de que posteriormente te arrepientas, en tu inventario quedará guardado un objeto llamado “Campana del Demonio”, el cual podrás utilizar para disipar el efecto y volver la dificultad a la normalidad.

Lee más sobre Sekiro: Shadows Die Twice 


Si te ha gustado este artículo ¡Estos te encantarán!

[orbital_cluster categories=”42,38″ order=”DESC” orderby=”date” postperpage=”18″]

Posts Relacionados